Infección del tracto bajo urinario en mujeres.

 

El uso de nitrofurantoina y fosfomicina ha aumentado desde que las guías terapéuticas empezaron a recomendarlas como terapia de primera elección para la infección del tracto urinario inferior (UTI), por lo que un trabajo1 realizado en Suiza, Polonia e Israel ha comparado cual es la eficacia clínica y microbiológica de ambos medicamentos en mujeres con cistitis no complicada. Su conclusión es que en estas pacientes, la nitrofurantoina de tratamiento de 5 días produjo una mayor probabilidad de resolución clínica y microbiológica a los 28 días posteriores al tratamiento que la dosis única de fosfomicina.

 En este ensayo clínico multinacional aleatorizado participaron 513 mujeres no embarazadas, de edad superior a 17 años y 44 años de promedio, con síntomas de UTI (disuria, urgencia, frecuencia, ó tensión suprapúbica), con resultado positivo de tira urinaria (detección de nitritos ó esterasa leucocitaria), y sin colonización ó infección previa con uropatógenos resistentes a los antibióticos estudiados. La inscripción tuvo lugar en Ginebra, Lodz y Petah-Tiqva, en unidades hospitalarias y externas, y los pacientes fueron distribuidos por igual y al azar para recibir 100 mg de nitrofurantoina oral 3 veces/día, ó una dosis única de 3 gramos de fosfomicina oral.

 La evaluación clínica y el cultivo de orina se realizaron 14 y 28 días después de completar la terapia. Los resultados fueron clasificados como resolución clínica (resolución completa de los síntomas y signos de UIT), fracaso (necesidad de cambio ó tratamiento adicional debido a UTI ó abandono por falta de eficacia), ó indeterminado (persistencia de síntomas sin evidencia objetiva de infección). Las variables de medición secundarias fueron la respuesta bacteriológica y la incidencia de efectos adversos.

El 73 % de las participantes tuvieron un cultivo positivo de orina confirmado. La resolución clínica fue obtenida en 171 de 244 pacientes (70 %) que tomaron nitrofurantoina, y en 139 de 241 (558 %) con fosfomicina, lo que supone una diferencia estadísticamente significativa. La resolución microbiológica se produjo en 129 de 175 (74 %) y 103 de 163 (63 %), respectivamente. Finalmente, los efectos adversos fueron pocos y sobre todo gastrointestinales, siendo los más frecuentes nausea y diarrea - 3 % y 1 % con nitrofurantoina, y 2 % y 1 % con fosfomicina.

 

1. Huttner A et al         JAMA     online 22 abril 2018. doi:10.1001/jama.2018.3627

 

 

Mortalidad infantil en Inglaterra y Suecia.

 

La mortalidad infantil es casi dos veces más alta en Inglaterra que en Suecia, por lo que un estudio2 ha intentado verificar la extensión en la que las características de nacimiento y los factores socioeconómicos pueden explicar la diferencia. La interpretación final de los resultados indica que este exceso es ampliamente explicado por la desfavorable distribución de las características del nacimiento en Inglaterra. También los factores socioeconómicos contribuyen a estas diferencias mediante las asociaciones con características adversas del nacimiento y el aumento de la mortalidad a partir de 1 año de edad.

Para el estudio se desarrollaron cohortes nacionalmente representativas de los nacimientos vivos entre 1 enero 2003 y 31 diciembre 2012 con datos del Hospital Episode Statistics de Inglaterra y del Swedish Medical Birth Register de Suecia, con un seguimiento de los ingresos hospitalarios y registros de mortalidad asociados. Los autores tuvieron en cuenta las muertes por cualquier causa entre 2 y 27 días, entre 28 y 364 días, y entre 1 y 4 años, adecuando los modelos de regresión para valorar los índices de riesgo (HR) para los tres grupos de edad. También realizaron ajustes según características del nacimiento tales como edad gestacional, peso al nacer, sexo y anomalías congénitas, y según factores socioeconómicos tales como la edad maternal y el estado socioeconómico.

La cohorte inglesa comprendió 3.932.886 nacimientos y 11.392 muertes; la de Suecia tuvo 1.013.360 nacimientos y 1.927 muertes. El índice de riesgo HR ajustado de Inglaterra comparado con el de Suecia fue de 1,66 (de 2 a 27 días), de 1,59 (28 a 364 días) y de 1,27 (1 a 4 años). En el período entre 2 y 27 días, el 77 % del exceso de riesgo de Inglaterra fue explicado por características de nacimiento y un  3 % adicional por factores socioeconómicos. Entre 28-364 días, estos valores fueron del 68 % y el 11 %, respectivamente; y entre 1-4 años no hubo diferencia significativa entre los dos países. En consecuencia, las políticas para reducir la mortalidad infantil en Inglaterra pueden tener más impacto mediante la reducción de las características adversas del nacimiento mediante la mejoría de la salud de la mujer antes y durante el embarazo.

 

2. Zylbersztejn A et al          The Lancet online 3 mayo 2018    DOI: https://doi.org/10.1016/S0140-6736(18)30670-6

 

 

Asma en niños y adolescentes de Navarra.

 

Un trabajo3 realizado en Navarra ha pretendido conocer los factores asociados al asma y síntomas relacionados con asma en la población infantil y adolescente en la zona rural de esa región a través de la validación del cuestionario ISAAC mediante un estudio transversal. Su conclusión es que el asma referida es una enfermedad prevalente ligeramente superior en la adolescencia y la población femenina de los escolares de la zona rural, y que la rinitis y otros síntomas de asma están relacionados con el asma y con las sibilancias, así como la utilización de los servicios de urgencias en el caso del asma y la bronquitis con sibilancias.

El trabajo se realizó en el marco de atención primaria. A través de las zonas básicas de salud se hizo la selección de la muestra y en los centros educativos de dichas zonas se realizó el cuestionario con la realización del cuestionario ISAAC y variables adicionales por 797 niños y adolescentes, a través del cual se obtuvieron datos de prevalencia sobre síntomas de asma y factores asociados sin realizar ninguna prueba diagnóstica adicional.

El análisis estadístico se hizo a través de regresión logística, chi cuadrado e intervalo de confianza al 95%. La prevalencia asma referida es del 11,7 % en niños y del 13,4 % en adolescentes. En cuanto a los factores relacionados, según los valores de la razón de ventaja OR destacan una OR de 9,5 entre sibilancias y asma, y OR=3,5 entre rinitis recientes y asma. Respecto a las sibilancias recientes, hallamos una OR de 11,5 entre despertares y sibilancias recientes, y una OR de 3,4 entre rinitis recientes y sibilancias recientes.

 

3. Elizalde I et al       Aten Primaria      2018; 50: 332-9          DOI: 10.1016/j.aprim.2017.05.005