Sustancias tóxicas tomadas por las personas jóvenes.

 

Un reciente estudio1 ha investigado los modelos de sustancias que producen envenenamiento y las tendencias del mismo entre los jóvenes de 10 a 24 años en Inglaterra en una cohorte de 1.736.527 jóvenes usando la base de datos Clinical Practice Research Datalink, las estadísticas Hospital Episode Statistics, y los datos de mortalidad de la Office for National Statistics desde 1988 hasta 2014.

Las sustancias del envenenamiento fueron identificadas mediante los códigos ICD-10 ó Read Codes. Los índices de incidencia y de incidencia ajustada (aIRR) se calcularon para las sustancias del envenenamiento según edad, sexo, índice de  privaciones y el año de calendario.

Se identificaron en total 40.333 episodios de envenenamiento que afectaron a 31.509 jóvenes, de los que se identificó el  57,8 % de las sustancias involucradas. Las más frecuentes fueron paracetamol (39,8 %), alcohol (32,7 %), anti-inflamatorios no esteroides (AINEs, 11,6 %), antidepresivos (10,2 %), y opiáceos (7,6 %). Los índices de envenenamiento fueron más altos entre los 16-18 años en las mujeres y entre 19-24 años entre los varones, y el 67 % de los episodios de envenenamiento fueron de auto-lesión intencionada, mientras que el 26 % de los casos no fueron de intención clara ó no fue especificada.

Los envenenamientos por opiáceos aumentaron cinco veces entre 1998 y 2014, con valores de aIRR de 5,30 entre las mujeres y de 5,11 entre los varones. Los envenenamientos por antidepresivos aumentaron tres veces, con aIRR de 3,91 entre las mujeres y de 2,70 entre los varones. Los envenenamientos por aspirina/AINEs en tres veces, aIRR de 2,84 (mujeres) y de 2,76 (varones); y los de paracetamol fueron 9.289 episodios, aumentaron en tres veces, aIRR de 2,84 y 2,76. La incidencia de envenenamiento fue más alta en los grupos más desaventajados.

Es importante que los médicos de atención primaria aumenten el conocimiento de las familias acerca de las sustancias que los jóvenes usan para auto-lesionarse, sobre todo el uso habitual de los medicamentos EFP. La cantidad de medicación prescrita a los jóvenes en riesgo de auto-lesión y sus familias debe limitarse, sobre todo analgésicos y antidepresivos.

 

1. Tyrrell EG et al         Br J Gen Pract 2018; 68(675): e703-10. 

 

 

Uso de diclofenac y riesgos cardiovasculares.

 

Un estudio2 reciente ha examinado los riesgos cardiovasculares (CV) del inicio con diclofenac en comparación con el inicio con otros AINEs, con el inicio de paracetamol y con ningún tratamiento en series de 252 trabajos de nivel nacional en base a registros de población de Dinamarca (1996-2016). Su conclusión es que el diclofenac plantea un riesgo de salud cardiovascular comparado con los demás medicamentos estudiados.

Los participantes fueron adultos sin enfermedades malignas, esquizofrenia, demencia ´enfermedades CV, renales, hepáticas ó úlceras, con algo más de 1.370.000 tratados con diclofenac, algo más de 3.878.000 con ibuprofeno, algo más de 291.000 con naproxen, casi 765.000 con paracetamol y algo más de 1.303.000 sin estos tratamientos. La variable principal de medición fue el índice de riesgo de episodios adversos cardiovasculares en los 30 primeros días de tratamiento.

El índice de episodios adversos entre los que iniciaron diclofenac aumentó un 50 % comparado con los que no iniciaron tratamiento (índice de cociente de incidencia de 1,5), un 20 % en comparación con los que iniciaron paracetamol ó ibuprofeno, y un 30 % en comparación con los que iniciaron naproxen. El índice de episodios con diclofenac aumentó por cada componente individual del parámetro compuesto de medición, tanto para fibrilación atrial/flutter (índice de cociente de incidencia de 1,2), accidente isquémico (índice de cociente de incidencia de 1,6), fallo cardiaco (1,7), infarto de miocardio (1,9), y muerte cardíaca (1,7), todos ellos comparados con los que no inician tratamiento. Para finalizar, el diclofenac también aumentó el riesgo de sangrado del tracto alto gastrointestinal a los 30 días, siendo aproximadamente 4,5 veces más alto que los no tratados, 2,5 veces más alto que con ibuprofeno ó paracetamol, y semejante al tratamiento con naproxen.

 

2. Schmidt M et al       BMJ 2018;  362 : 3426      doihttps://doi.org/10.1136/bmj.k3426 

 

 

Erenumab para la migraña.

 

El medicamento erenumab es un nuevo anticuerpo de los receptores CGRP cuya eficacia y seguridad han sido valoradas en el estudio LIBERTY3 en pacientes con migraña episódica en los que un tratamiento anterior no ha tenido éxito. Este ensayo clínico de doce semanas, aleatorizado con cegamiento doble y controlado con placebo, fue realizado en 59 localizaciones de 16 países. Los pacientes de 18 a 65 años habían tenido migraña episódica con ó sin aura durante al menos 12 meses, con migraña durante un promedio de 4-14 días por mes durante los 3 meses anteriores al cribaje, y habían sido tratados si éxito con dos a cuatro tratamiento preventivos.

Los 246 participantes fueron distribuidos al azar para recibir 140 mg de erenumab, en dos inyecciones de 70 mg, ó placebo cada 4 semanas por vía subcutánea durante 12 semanas. La distribución aleatoria fue clasificada por frecuencia mensual de la cefalea de migraña, de 4-7 días en comparación con 8-14 días de migraña por mes. La conclusión del estudio es que, en comparación con el placebo, el medicamento erenumab fue eficaz en estos pacientes, por lo que puede ser una opción de tratamiento para los mismos. La variable principal de resultados fue la proporción de pacientes que conseguían una reducción igual ó superior al 50 % en el número promedio de días mensuales de migraña durante las semanas 9 a12 del estudio. Y la seguridad y la tolerabilidad fueron valoradas mediante el registro de episodios adversos y mediante examen físico, valoración de los signos vitales y de laboratorio clínico, y electrocardiografía.

De los participantes, 95 de 246 (39 %) habían tenido dos tratamientos previos sin éxito, 93 (38 %) habían tenido tres, y 56 (23 %) habían tenido cuatro. En la semana 12 habían conseguido la reducción del 50 % de los días de migraña 12 pacientes  (30 %) del grupo que recibió erenumab, en comparación con 17 (14 %) del grupo placebo. Los perfiles de tolerabilidad y seguridad del erenumab y del placebo fueron similares, y el episodio adverso más frecuente fue el dolor en el lugar de la inyección, con 7 participantes (6 %) en los dos grupos.

 

3. Reuter U et al       The Lancet    2018; 392: 2280-87